Seleccionar página

En Argentina, la crisis climática también se cobrará la vida de los demás animales. 

El calentamiento global causado por la existencia de la ganadería y el uso de combustibles fósiles, producirá inundaciones cada vez más frecuentes en nuestro país, provocando la muerte de animales en situación de calle y también de aquellos que viven en nuestros hogares.

Asimismo, las altas temperaturas les producirán mayores enfermedades como la leishmaniasis, tal como ya empezó a ocurrir en la provincia de Misiones. Dado que se trata de una enfermedad zoonótica que afecta a humanos y otros animales, el Estado podría salir a matarlos para proteger “la salud humana”, tal como sucede en muchas localidades del país.

17.04 16. SANTIAGO DE CHILE. Desborde del rió Mapocho. Foto: Felipe Fredes Fernández/Agencia Uno

Ellos no merecen estar expuestos a tales sufrimientos. Por eso deben dejar de nacer. ¿Cómo? A través del único método ético: castraciones masivas de perros y gatos en todo el país, a cargo del Estado, para lo cual es necesaria la aprobación del proyecto de ley “Presupuestos Mínimos para la protección de la Fauna Urbana”.

Al respecto, más de 100 organizaciones crearon una petición en adhesión al proyecto de ley, que puede firmarse ingresando a http://www.change.org/UnidosPorlaFaunaUrbana