Seleccionar página

¿Por qué usamos a otros animales?

La mayoría de las personas consideramos que es incorrecto causarle sufrimiento a alguien pudiendo evitarlo. Sin embargo, millones de animales no humanos mueren en diversos centros de explotación en todo el mundo.

¿Y esto por qué sucede?

La respuesta la encontramos en la educación que recibimos.

Desde niños adoptamos normas, valores y principios sociales de conducta que nos determinan una mirada del mundo. Y esa educación que recibimos establece que aquellos animales que no pertenecen a nuestra especie no deben ser considerados moralmente.

Esto da lugar a una discriminación arbitraria denominada especismo por la cual los humanos infravaloramos los intereses de los demás animales.

Este prejuicio inculcado hace que veamos a otros animales como simples objetos para nuestro beneficio y no como seres sintientes con conciencia e intereses propios: en evitar el sufrimiento, en experimentar placer, en vivir en libertad, en preservar sus propias vidas.

A través del razonamiento podemos eliminar todo prejuicio y así comprender que todo ser con capacidad de sentir merece ser respetado.